lunes, 9 de abril de 2018

Excursión a León


La excursión a León que hicimos el jueves de dolores 22 de marzo, en general fue muy divertida.

Yo en el autobús estuve sentado con Samuel, con el que me llevo muy bien.

La primera parada fue en la Cueva de Valporquero, situada al norte de la provincia de León y con una antigüedad de un millón de años, la cual me pareció muy bonita por dentro, y me recordaba a la ciudad Gungan de Star Wars.

Luego me gustó la visita que hicimos a una la iglesia en la ciudad de León, llamada Basílica de San Isidoro, pero lo que más me gusto de esta visita fue ver un objeto que ganó Castilla en una batalla contra los musulmanes. En la iglesia nos enseñaron un plano en el que aparecían los antiguos reinos de la Península Ibérica, y a pesar de que era el mas pequeño, el reino mas poderoso era el de Granada, compuesto por árabes.

En general, me gusto mucho la excursión.

lunes, 19 de junio de 2017

MI HOGAR, NUESTRO HOGAR.



Y allí estaba de nuevo, después de tanto tiempo sin verla, por fin la tenía a unos pocos kilómetros de distancia, pensé que no la echaría de menos, pero me equivocaba, no sabía que era tan importante para mi.
Sólo pensaba en pisar con mis propios pies aquella tierra que, hace escasos días parecía tan lejana. Supongo que lo ansiaba tanto por la simple razón de que allí estaba mi familia, mis amigos, mis costumbres, es decir la esencia de mi vida.
Cuando llegó el esperado momento, sentí una sensación similar a la que se siente cuando entras en tu hogar, pero multiplicada por cien, un sentimiento que creí no haber sentido antes, había llegado a mi país después de demasiado tiempo fuera. Puedo asegurar que esa experiencia no se puede imaginar sin haberla experimentado.
Cabe la posibilidad de que penséis que me estoy excediendo, en realidad yo también lo pensaría, pero no me importa, porque piense lo que piense la gente, yo me había reencontrado con mi patria, con mi gente, con mi país, porque no es un país cualquiera, es mi país, y por tanto mi hogar.




Jose Ángel Aliste Herrera.                                    2ºA E.S.O. Medalla Milagrosa, Zamora.

Silencio y sonido


Lo primero fue el silencio, uno absoluto y sepulcral, que llenó todo el inmenso lugar. Se podía notar como todo el público contenía la respiración. El tiempo pareció detenerse mientras que el violinista levantaba el arco y acariciaba con suavidad las cuerdas. Y entonces llegó el sonido, una única nota que apenas podía ocupar todo el espacio que había dejado el silencio, pero que fue seguida de muchas más, y antes de que se dieran cuenta, las personas que se hallaban en el teatro se encontraron levantándose de sus asientos y aplaudiendo con entusiasmo. Incluso mucho después de que los aplausos cesaran y de que el violinista abandonara el escenario, la melodía todavía parecía seguir resonando con fuerza en sus corazones.

Violeta Garrido Martínez, 2ºA ESO

jueves, 15 de junio de 2017

La duodécima del Real Maadrid

La duodécima del real Madrid fue conseguida en Cardiff ante la Juventus de Turin .

Fue una final muy disputada que quedo 1-4 para el conjunto de Madrid. En la primera parte  con gol de Cristiano Ronaldo (Real Madrid) en el minuto 20 y un golazo de chilena de Mandzukic (Juventus) en el minuto 27 luego en la segunda parte una oleada de goles  para el Real Madrid, el primero de Casemiro en el minuto 61, el segundo otra vez de Cristiano y el tercero y definitivo de Marco Asensio. Acabo el partido y el Madrid levanta la duodécima

Primer vuelo


Una ráfaga de aire hizo que las hojas de los árboles se removieran, y el pequeño petirrojo sacudió las alas. Otro petirrojo que estaba a su lado, impaciente, le dio unos golpes con el pico. El pequeño pájaro pareció pensárselo un momento, y después saltó desde el árbol en el que se encontraba. Cuando la hierba ya se encontraba cerca y pudo distinguir con claridad cada brizna, estiró las alas, y las batió, elevándose por vez primera hacia el sol, que brillaba en lo alto.

Violeta Garrido Martínez, 2ºA ESO

Atentado en Manchester

Y volvió a ocurrir, más una veintena de personas que ya no están, más de veinte personas que no volveremos a ver, a tocar, a hablar, a escuchar. Más de veinte personas que han dejado dolor y sufrimiento.
Corrían las 22:30 de la noche, Ariadna Grande ya había acabado su gran concierto, todo el mundo había acabado contento. Todos comentaban la actuación pero de repente se escucho un enorme estruendo, un hombre de unos 22 años de edad se había quitado la vida, pero no solo se la había quitado a él mismo, sino que con el se llevo a muchas personas más al cielo.
Todo el mundo salió apabullado colapsando las puertas de salida, todo había acabado, muchas personas quedaron mal heridas dentro del recinto esperando a los servicios de emergencia, pero esos minutos se hicieron eternos según nos ha contado uno de toda esa multitud que vivió este terrorífico atentado.
Al final este accidente se saldo con 59 heridos y 22 muertos.
Ariadna Grande, unos días después de lo ocurrido se tatuó el lazo negro con señal de luto en su brazo derecho para tener siempre presente a las víctimas que fueron con toda ilusión a su concierto pero al final no lo pudieron contar, un buen acto de solidaridad de la cantante estadounidense que agradecieron mucho las familias de las víctimas.

Álvaro Bogajo Hernández, 2ºA ESO

EN ESE MOMENTO



En ese momento, cuando pensé que desistiría, que ya no controlaba mi propia vida, cuando todo se me venía encima, cuando todo eran disgustos, cuando todo eran por ques, fue en ese preciso momento cuando me di cuenta de todo lo que era importante y de todo lo que solo lo parecía. Fue cuando realmente me empecé a enterar de cómo funcionaba esto de la vida. En ese instante, en resumen me di cuenta de todo. 
Exactamente fue cuando el motivo de estas líneas abrió la puerta de mi habitación y me preguntó, ¿qué te pasa?
En ese segundo de mi vida, me di cuenta de que ellos siempre me apoyarían, estarían eternamente conmigo, incluso cuando ya no estuvieran, por esa razón seguí adelante sin más quebraderos de cabeza, porque me di cuenta de que lo que no tiene precio, no es el dinero, ni los lujos, ni la fama, no, lo que realmente no se puede comprar, es la familia.


Jose Ángel Aliste Herrera.                                  2ºA E.S.O. <> Medalla Milagrosa Zamora.